Hogar de ancianos ¿qué requisitos?

Hogar de ancianos ¿qué requisitos? Un hogar de ancianos es el nombre común de un hogar de ancianos (DPS). En un hogar de este tipo viven personas mayores que requieren atención médica constante. Aunque pareciera que toda persona mayor encontrará un lugar en él, se deben cumplir ciertas condiciones formales. ¿Qué son los requerimientos? ¿Quién puede convertirse en residente de una casa de retiro? 

¿Qué requisitos hay que cumplir para vivir en una casa de asistencia social?

Un hogar de ancianos es una instalación especial administrada por un gobierno local o una organización no gubernamental. Los residentes son principalmente personas mayores que, por diversas razones de salud, no pueden funcionar de manera independiente en el día a día. ¿Qué pacientes tienen más probabilidades de ser admitidos en una residencia de ancianos ? En primer lugar, las personas diagnosticadas con Alzheimer, incontinencia urinaria, demencia senil o incapacidad para moverse de forma independiente. Otro motivo que facilita la obtención de plaza en un hogar de asistencia social es la falta de tutor legal.

¿Cómo funcionan las residencias de ancianos?

Las unidades responsables del funcionamiento de los hogares de atención social son unidades del gobierno local u organizaciones no gubernamentales. Estas instituciones están obligadas a brindar a los residentes atención las 24 horas, incluida la alimentación, la atención médica y la satisfacción de otras necesidades de la vida. Muchas personas mayores deciden trasladarse a residencias de ancianos debido al apoyo médico profesional, que no pueden utilizar en casa. El grupo más grande de pacientes son los ancianos, pero esta no es la regla. También hay gente más joven e incluso niños que requieren apoyo profesional.

¿Qué requisitos debe cumplir una persona mayor para vivir en una residencia de ancianos?

Antes de mudarse a un asilo de ancianos, una persona mayor debe cumplir varias condiciones formales. En primer lugar, presente una solicitud adecuada al servicio social en el lugar de residencia más cercano. El documento debe estar firmado o, en su defecto, debe firmarlo el tutor legal de la persona que solicita plaza en el centro. Si hay problemas para completar la solicitud, un empleado del centro de bienestar social puede proporcionar ayuda. Al igual que en el caso del lugar de presentación del documento, la persona mayor solicita el internamiento en la Residencia de Mayores más cercana a su lugar de residencia. Posteriormente, el trabajador social cumple con sus obligaciones derivadas de la aceptación de la solicitud de consideración. Realiza una entrevista ambiental, cuyo objetivo es recopilar información sobre el adulto mayor. De esta forma, también es posible verificar si el paciente no puede utilizar otra forma de apoyo. Si es necesario, el trabajador social solicita documentación adicional, especialmente documentación médica. Teniendo todos los documentos necesarios, puede decidir si acepta o rechaza la solicitud. El solicitante de colocación en un hogar social puede apelar la denegación dentro de los catorce días siguientes. El centro de bienestar social está obligado a justificar su decisión.

¿Cuánto cuesta la estancia de una persona mayor en un asilo de ancianos?

Si bien la residencia de ancianos es administrada por entidades estatales, la estadía en la misma es pagadera. Las tarifas se fijan de antemano. El residente es la primera persona en pagar las tasas. Los pagos ascienden a no más del 70% de su pensión. Si el adulto mayor no puede pagar esta cantidad, la responsabilidad la asume el cónyuge y luego el municipio. Sin embargo, el costo no es el mismo para todos los pacientes. Depende, entre otras cosas, de la salud del paciente y de enfermedades pasadas. La estancia de un paciente oncológico puede resultar más cara que la de otros residentes.

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir una residencia de mayores?

Aunque parece que encontrar una buena casa de retiro roza el milagro, en realidad no es tan difícil. La mayoría de las instalaciones realizan sus funciones cuidadosamente, manteniendo los más altos estándares. En la mejora de las condiciones de vida en las residencias de mayores influyen principalmente las numerosas inspecciones, así como los requisitos que las instalaciones están obligadas a cumplir. Esto se hace en beneficio de las personas mayores que reciben a cambio condiciones de vida cómodas. Entonces, ¿qué debe tener en cuenta al elegir una casa de retiro? Primero, necesitas verificar la opinión sobre el lugar. La mayoría de las veces usamos Internet para este propósito, pero también puede pedir su opinión a sus amigos. Los miembros de la familia que hayan tenido una experiencia negativa con una instalación en particular seguramente compartirán sus impresiones. Lo mismo ocurre cuando están satisfechos con el servicio y el apoyo del centro. En segundo lugar, se debe prestar atención a las calificaciones de los médicos, enfermeras y demás personal empleado en el centro. Su actitud, pero también sus habilidades, afectan significativamente la calidad de la estancia. Los especialistas confirman que la solución óptima es un especialista por cada veinte residentes. Por supuesto, el médico debe tener una educación direccional, preferiblemente geriatría. De particular importancia es también la experiencia relacionada con el tratamiento de enfermedades y condiciones específicas que son características de los residentes de hogares de ancianos.

Inglés Francés Alemán Polaco